Seguiendo las huellas de nuestro patrón San Veremundo, a 6 km tenemos el Monasterio de Irache, y del Museo del Vino. Podemos llegar tanto por carretera, o también por el sendero en bicicleta o caminando.

Como curiosidad, podemos degustar de un vaso de vino en la fuente gratuita de Irache.