A unos 20 minutos podéis conocer este manantial, con visitas guiadas y catas.
La Sal de Manantial Ancestral se ha convertido en «uno de los productos exportados más alabados de España. Un tesoro proveniente de un manantial de montaña en Navarra, a los pies de la sierra de Urbasa y Andía, completamente libre de contaminantes y tóxicos como microplásticos, nitritos o metales pesados», según resalta su compañía productora.
En Salinas de Oro, localidad Navarra de “Tierra Estella” situada al oeste de Pamplona, a unos 25km. de la misma, enclavada en las estribaciones del parque natural de Urbasa y Andía, se ubica una de las escasas producciones de sal de manantial que permanecen en activo , «Extracción y distribución de sal Hermanos Gironés». Nuestra empresa es de origen familiar y lleva tres generaciones explotando las salinas que posee en esta pequeña villa navarra.
 
Las salinas son muy antiguas, el primer documento escrito que las nombra data de 1492 aunque se cree que son anteriores a esta época. En este tiempo la sal jugaba un papel esencial en la conservación de los alimentos. En la actualidad la sal es un producto económico pero en la antigüedad no fue así. De entre sus usos podemos destacarla como moneda de cambio, de ahí la palabra “salario”, como uso terapéutico o medicinal o para la conservación de alimentos. La utilidad mas conocida de la sal es para aliñar la comida, equilibrando e intensificando los sabores de los alimentos.
 
Nuestra salinera se caracteriza por la producción artesanal de sal con agua de manantial.