Los niños juegan y disfrutan en nuestro jardín con un montón de juguetes, ahora lo hemos ampliado con una gran pared de pizarra, un patinete y maquina de dardos, mientras tanto los padres pueden tener una gran sobremesa en nuestro comedor exterior, tomar algo en nuestro porche o relajarse y tumbarse al sol.