El día 28 de mayo se realizará la segunda  marcha nórdica de Villatuerta al Fuerte de la Princesa de Asturias.

Aprovechamos esta ocasión para contaros un poco de historia de nuestro pueblo.

El Fuerte de la Princesa de Asturias fue levantado en Monte Esquinza en 1875, en la última Guerra Carlista. Fue construido por el ejército alfonsino a principios del año. Tras su derrota en la batalla de Lácar, el Fuerte Princesa de Asturias fue ocupado de forma permanente por las tropas liberales durante casi un año, hasta el final de la guerra en febrero de 1876.

Se conoce la fisonomía del fuerte. La fortificación consta de un edificio de piedra con forma de cruz griega, con brazos de 10 metros de longitud y 5 de ancho, a la que está adosada una luneta, posición para la artillería, con forma de pentágono regular de unos 28 metros de lado, todo ello rodeado de parapetos y fosos, que se cruzaban por medio de puentes levadizos. El edificio mantiene actualmente la mayor parte del muro con una altura de entre uno y dos metros, en el cual se mantienen varias aspilleras, orificios verticales para disparar con fusil.

Esta excavación esta abierta al público para poder visitarla en cualquier ocasión.